Live at The Sofá

Muddy Wolf at Red Rocks

Muchos sábados por la mañana me despierto, me dirijo a la cocina para prepararme una buena taza de café largo, muy largo, y me siento delante del ordenador y navego sin rumbo mientras la música —desde otro ordenador— va saliendo por unos altavoces colgados en la pared.

Al cabo de un rato, hay alguien que reclama mi atención con sus solos de guitarra y siento la necesidad de sumergirme en un concierto desde mi cómoda posición en la silla, descalzo, en pantalón corto, camiseta, con el pelo revuelto y sin afeitar.

Esta mañana ha sido Bonamassa. Siempre Bonamassa. Se ha disparado el disco en directo “Muddy Wolf at Red Rocks” y he tenido que ir a buscar las imágenes. He visto a Bonamassa en varias ocasiones —mucho antes de que despuntara incluso— y nunca me canso de verle rascar la guitarra. El tipo no hace más que publicar videos de sesiones, pruebas de guitarra, versiones de clásicos… pero este concierto no lo había visto aún y las dos horas se me han pasado volando. A medio concierto he tenido que coger la guitarra y añadirme a la fiesta hasta que Joe ha parado el video y, mirándome directamente a los ojos desde el escenario, me ha dicho: «o paras de desafinar y entorpecer o suspendemos el tributo».

Muddy Waters (1913-1983) y Howlin’ Wolf (1910-1976) o al revés, tanto da porque cualquiera de los dos bluesman estuvieron —y siguen estando— en lo más alto. Joe Bonamassa rinde homenaje a estas dos leyendas del blues en un concierto en Red Rocks, un paisaje perfecto y digno del evento. Revive grandes clásicos llenándolos de brillo con una gran formación a su lado para acabar con temas propios como “The ballad of John Henry” o la insuperable “Sloe gin”.

…y es que he pensado: «recoge este concierto en el blog para tenerlo siempre a mano». Y me he inventado “Live at The Sofá” para esas horas muertas en las que no sabes qué ver pero quieres disfrutar. “Muddy Wolf at Red Rocks” (2015), con sus dos horas de buen blues aderezado con el virtuosismo al que ya nos tiene acostumbrado el niño prodigio, creo que es el perfecto candidato para inaugurar este pantano.


3 comentarios

Comentar es gratis

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *