Mira lo que acecho (III)

Hablemos de otras cosas

Bucear por la web en estos días tan convulsos con la situación que vivimos en Catalunya no es nada fácil. La red está inundada de noticias sobre manifestaciones pro-independentistas, por la liberación de los presos políticos, los movimientos antidemocráticos del gobierno español, la represión de la justicia al gobierno catalán, los ataques a las ideas y a la libertad de expresión, etc… —sí, lo sé, estoy manipulando en favor de lo que pienso y desahogándome porque estoy indignado, incluso muy cabreado— y encontrar algo decente es como buscar vida en Siberia. Pese a todo ello, hay cosas con las que desconectar un poco.

1) Donald Trump “ha dejado” Twitter

Un empleado de Twitter ha decidido colgarse la medalla de héroe antes de dejar su puesto de trabajo desactivando la cuenta de Donald Trump. ¿Qué? ¿Mola, no? ¿Cuántas veces no hemos pensado en irnos de un lugar de trabajo jodiéndolo todo por despecho? En este caso, el trabajador lo ha hecho porque, Trump, pasa más tiempo tuiteando que atendiendo los problemas del país. ¡Qué bonito!

→ Lo he leído en TICbeat.

2) Solo puedes leerlo si lo quemas

La novela “Fahrenheit 451” de Ray Bradbury es ampliamente conocida. Quien no la ha leído, ha visto la película y quien no ha hecho ni uno ni lo otro, sabe de qué va. Por si acaso, explico el argumento muy rápido: en un futuro donde las bibliotecas están prohibidas y permanecen ocultas, los bomberos son los encargados de destruirlas y quemar todos los libros. Como homenaje, un editor y su equipo de diseñadores, ha ideado una edición de la famosa novela siendo, a la vez, el primer libro que si no lo quemas no se puede leer.

3) ¿Por qué no todos los enchufes son iguales en todo el mundo?

Interesante artículo en TICbeat del por qué tenemos que cargar con adaptadores para nuestros enchufes si viajamos a según qué países. ¡Coño, son dos simples agujeros! ¿Tan díficil es ponerse de acuerdo en este tema?

→ Le he leído en TICbeat: “¿Por qué no hay un enchufe universal en todos los países?”.

4) El origen de la Comic Sans

Recuerdo cuando se utilizaba la Comic Sans para absolutamente todo. Hoy en día es la tipografía más odiada y utilizarla solo se da en dos casos: o eres un cutre o quieres cabrear a alguien dejándole ciego. Pero ¿cuál fue el origen? En este artículo nos desvelan que fue por culpa de un perro hablador.
Hablando de Comic Sans, me encantaría saber a qué se debe que Aneto —conocida marca de caldos para cocinar— utilice esta tipografía. Por lo menos, sus caldos tan buenos como mala es la imagen que dan sus tetrabricks.

5) En el cine todo es verde

Supongo que, como yo, muchos nos encontramos con la duda de si saber o no cómo se hacen algunas escenas en el cine o en las series. Inconscientemente, sabemos perfectamente que no todo lo que vemos en la pantalla es real. A excepción de los dragones y mosntruos… esos sabemos que sí existen. Pero ¿qué pasa con según qué paisajes o tierras sacadas de la imaginación de sus creadores? ¿Y con los ejércitos de millones de soldados? ¿Y las explosiones? ¿Y las mutaciones? Nos dejamos llevar y no analizamos porque si no, no vale la pena ver nada. Pero tenemos curiosidad y esa, como a los gatos, puede matarnos. Si quieres morir, arrójate al vacío y mira el video de cómo se hicieron algunas de las escenas de películas como “Jurassic World”, “Captain America: Civil War”, “Life of Pi” o “Godzilla”.

→ Lo he leído en Gizmodo.

6) Vuelve “The Twilight Zone”

La serie “The Twilight Zone” se emitió por primera vez entre 1959 y 1964 y sus episodios de poco más de 20 minutos eran toda una delicia. Por estas tierras se emitió como “La dimensión desconocida” y cada episodio recreaba un relato de fantasía, terror o ciencia ficción, a menudo rematado por un final sorprendente que te dejaba helado. Se ha llegado a hacer un par de revisiones y alguna qué otra película pero, como siempre pasa, nada como la original. Pues bien, vuelven a la carga y se está preparando un reboot para CBS.

→ Lo he leído en Espinof.

7) Animación feminista

Lula Gómez, excelente animadora en stop-motion afincada en Barcelona —y que fue mi profesora en un curso que hice en su academia— ha puesto en marcha una serie titulada “Eres una caca” donde la protagonista es una caca —en diferentes formatos, supongo que siempre dependiendo de la alimentación de quien la haya defecado— con discurso feminista. “Justicia feminista” es el claim del canal de @eres_una_caca en Instagram donde encontramos periódicamente los capítulos y cómo se han hecho. Excelente el trabajo de Lula, como siempre.

Para seguir “Mira lo que acecho”, únete al canal en Telegram: t.me/4Colors.


Comentar es gratis

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *