Una bonita historia de amor

No sé por qué empecé a ver “Outlander” ya que no tenía ninguna referencia, no había leído nada ni nadie me había hablado de ella. Supongo que fue por esa manía que tengo de leer las sinopsis de las nuevas series y probar suerte con el primer capítulo. Es una pequeña pérdida de tiempo que a veces me da buenos resultados. Y con “Outlander” acerté.

Bueno, en realidad, quien tiene la culpa de que me enganchara a esta serie de viajes en el tiempo y luchas entre ingleses y escoceses fue la guapísima sassenach Caitriona Balfe. Fue descubrirla y entró de inmediato en la lucha por mi podio particular de las mujeres más interesantes de la televisión junto a Robin Wright en “House of cards” y Julianna Margulies en “The good wife”.

Caitriona Balfe

“Outlander” es una bonita historia de amor —de muchísimo amor— que transcurre a caballo de finales del siglo XVIII y mitad del XX. Y no, no es durante ese lapso de tiempo. Es en uno y en otro debido al viaje temporal que padece Claire Beauchamp, una enfermera que ha sobrevivido a la Segunda Guerra Mundial. Pese al aroma constante de historia de amor que despide cada capítulo —llegando, a veces, en convertir ciertas partes de los capítulos en videoclips de sexo bien realizados— la base histórica de la lucha entre en Inglaterra y Escocia está muy bien dibujada y la constante huída de la pareja protagonista de las garras de Jack El Negro, convierten a “Outlander” en una de esas series de aventuras para pasar buenos ratos.

Eso sí, a mi parecer, mejor la 1a. temporada que la 2a., mucho más trepidante, emocionante y con menos capítulos de transición casi innecesarios. Con un capítulo final de doble duración, la 2a. temporada ata todos los cabos sueltos y, por mi, ya podríamos dejarlo ahí: aplausos y ovación de despedida. Pero me da que no, pues Diana Gabaldón —la escritora en cuyos libros se basa la serie— ha escrito 8 volúmenes y solo se han llevado los dos primeros a la pantalla.

OUTLANDER (2a. temporada)
Valoración: 2 faldas escocesas sobre 5.


3 comentarios

Comentar es gratis

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *